Me gusta dar clases de manera dinámica, trabajando el cuerpo y la respiración y poco a poco ver que con eso la mente se va apaciguando.

Guío a mis alumnos por distintas asanas o posturas, acompañando el movimiento con la respiración, permitiendo que vayan llegando poco a poco al momento presente, y puedan disfrutar del aquí y del ahora. Para mi, la práctica de la meditación y el pranayama son una manera de cerrar la clase y dejar que el bienestar de la práctica del yoga nos acompañé en el resto de nuestro dia.

Busco ser resolutiva en mis clases, quiero que mis alumnos se sientan acompañados y guiados en cualquier nivel en el que se encuentren. Creo que la práctica del yoga es algo personal y individualizado, cada alumno se encuentra en un lugar distinto, con su cuerpo, con su respiración y mi objetivo es acompañarlos para que poco a poco vayan profundizando en su práctica.